28 septiembre, 2016

La última cerveza

Paseo, como cada día, pastando el aire. Viciado con el ronroneo de la ciudad. Tranquilo, arrastrando mis pensamientos, sin sudar por el esfuerzo; van despacio.
Sin gafas, atrapo su guiño a través del escaparate. Y eso que está al fondo, en la última mesa. Acompañada de un plato, rebañado, con trozos de migas. La veo desnuda mostrándome todos sus secretos. Y vuelvo a revolcarme entre mis pesadillas.

Paseo, pisando mis huellas sin mirarlas. Y atravieso el local, hasta sentarme a su lado. Caen mis ojos con cuidado y ciego a mi entorno y a mi vergüenza. Refresco mi memoria y me atrevo a repetir mi pasado.

Nervioso y decidido, rodeo con mis dedos arrugados por la amnesia obligada de estas sensaciones su cuello. Fresco, terso, aprieto con fuerza. Son sus labios húmedos los que atrapan los míos resecos. Estiro mi columna para atrapar su jugo con desesperación, que me abrasa helado.
Paseo, vacío, otra vez. La olvido, de nuevo, vacía.

Texto: Ignacio Alvarez Ilzarbe

24 septiembre, 2016

Acojeja sí aparece en los mapas

Crítica de "Crónicas del Acojeja"


Título: "Crónicas del Acojeja"
Autor: VV.AA.
ISBN: 978-1-326-72864-9
Páginas: 138
Y no sólo en los mapas tradicionales, a partir de ahora, este pequeño pueblo tinerfeño y su bar y sus gentes novelescas, estarán presentes en los mapas imaginarios que guardan en el subconsciente, aquellos lectores que han tenido la oportunidad de leer Crónicas del Acojeja, un libro de relatos escrito por nueve autores, la mayoría naturales o residentes en Tenerife: Miguel Ángel Brito, Amando Carabias, Francisco Concepción, Teresa Giráldez, Ángeles Jiménez, Ana Joyanes, Dácil Martín, Belén Valiente e Inmaculada Vinuesa. Prácticamente todos han escrito y publicado poesía, cuento, relato, novela, además de participar en novelas colectivas y antologías literarias.

Proyecto eminentemente colectivo, en el que un grupo de artesanos de la escritura, han cimentado y recreado un mundo rural, fronterizo con otro mucho más fantástico, un mundo original y único que sorprende por la abundancia de personajes y de elementos que lo componen. Aún teniendo en cuenta que puede haber tantos puntos de vista, como autores han participado en el proyecto, el resultado final deja un poso a sabiduría popular, entre realista y utópico, como si estas gentes casi abandonadas en un pueblo apartado sean capaces de encontrar su propio camino, sin apelar a la necesidad de engancharse a la ortodoxia o a los principios que rigen las relaciones humanas. Aunque no se puede decir que se trata de un libro escrito a dieciocho manos, (estamos hablando de relatos) tampoco debemos olvidar que el resultado global de Crónicas del Acojeja, denota cierta armonía en el criterio, dejando al lector la sospecha de que ha estado inmerso en muchas historias que convergen en una más vital: las vivencias reales o ficticias de los habitantes de Acojeja. Por supuesto, cada relato tiene vida propia, pero también es verdad que, como si de capítulos estructurados se tratara, todos enlazados crean una atmósfera muy singular.

Para sacar adelante un proyecto de estas características, se supone que los participantes han mantenido numerosas reuniones para coordinar ideas, también se supone que teniendo cada autor su propio estilo, en algunos casos muy evidente, habrán asumido, en algunas ocasiones, un ejercicio de compromiso colectivo con el objetivo de alcanzar un consenso que facilitase el resultado global del libro. No obstante, entendiendo que la diversidad suele ser enriquecedora, (hay un relato con innegables tintes poéticos), estos contrastes estilísticos, incluso pueden ser un aliciente para realzar la visión general.

Francisco Concepción Álvarez,
Los autores de la Obra de izquierda a derecha,
arriba: Dácil Martín, Miguel A. Brito, Francisco Concepción
y Ana Joyanes. Abajo: Ángeles Jiménez, Teresa Giráldez,
Belén Valiente e Inma Vinuesa. Falta Amando Carabias
.
Dieciséis relatos en los que concurren una serie de protagonistas y de circunstancias que sirven de nexo para engarzar las crónicas del bar Acojeja, situado, como dice la introducción del libro, “al borde de la Carretera General del Sur”, en una zona alejada de algunos de los peligros que comporta la civilización, pero no exenta de otros muchos problemas e intereses que inquietan a los seres humanos. Un bar que, como encrucijada y termómetro social, lo mismo se instala en la tristeza por una muerte absurda, que en la algarabía por una diva del cine.

Como ya se ha comentado, Acojeja, es un lugar donde lo rural y lo fantástico se dan la mano, y como ejemplos, el futuro lector puede descubrir por qué una puta no puede enseñar su pecho izquierdo; qué secreto culinario trasmite una madre, antes de morir, a su hijo; por qué un cura recién salido del seminario es desterrado al pueblo apartado; qué animal es el único testigo de encuentros furtivos; cómo un médico jubilado pierde la tartamudez; qué sueños repetitivos puede tener una maestra que para los vecinos del pueblo pasa casi inadvertida; qué descubre un niño, casi adolescente, el día del entierro de su abuelo; por qué compiten dos amigos que se emborrachan en el bar; por qué un cartero es el mejor conversador siendo, a la vez, parco en palabras; por qué el corazón de una mujer puede querer a dos hombres a la vez; por qué un niño se refugia en

22 septiembre, 2016

Un pimentero para fomentar el diálogo

Conversación, cena, mesa, familia
El pimentero fomenta conversaciones
Han creado una especie de pimentero que posibilita mimetizarlo en nuestra mesa para tratar de contribuir al diálogo de nuestros comensales.

No se trata de echarle más pimienta a nuestros platos. En realidad es un bloqueador de wifi. Hablamos de Dolmio Peeper Hacker: un gadget inventado para fomentar las conversaciones en la mesa.


El dispositivo, creado por una marca australiana de salsas para pasta, funciona mediante el uso de su propia red wifi, que reemplaza a cualquier otra. Así, cualquier dispositivo que intente conectarse será dirigido a dicha red, que no funciona. En lugar de conectarse, quien acceda a ella verá un mensaje muy irónico: “Es hora de comer en familia y la internet no está invitada”.

La mala noticia es que aún no está a la venta en europa y solo pueden optar a ganar uno quienes estén en Australia y participen en la competición abierta hasta el 27 de septiembre.


En este video podemos observar el poder de ensimismamiento que pueden tener los niños, y en muchos casos los adultos, con las tabletas y los smarphone.

18 septiembre, 2016

Cipreses

Estaba soñando, escapándome con la mirada hacía los cipreses, que me estiran las comisuras de los labios con las imágenes de una guerra de niños lanzándose los conos redondeados y duros, mientras oigo los sonidos de los tardíos pasos, rozando el suelo, acercándose y todas las ideas huyendo, llorando. Los abrigos apretados consolando del frío y las manos escondidas escapando tímidamente de los saludos apesadumbrados. Sus ramas apretadas escondiendo su tronco apuntando al mismo lugar que las monótonas gélidas palabras y las cálidas lágrimas saturadas de dolor. Mi sonrisa en el pasado ahogando el abatido presente. Su fuerte olor flotando en la marea del atardecer que apaga el perfil del horizonte, tras la oscura tapia húmeda. Las pisadas retroceden sin mirar, con el vértigo diluyéndose en la tierra removida. La calidez de los abrazos se deshiela en el desfile de retirada. Las verjas, abrazadas por la pared apoyada en los estoicos arboles verticales, se cierran al cruzarlas. Encerrándonos de nuevo en el purgatorio invertido del tiempo.

Texto: Ignacio Alvarez Ilzarbe

14 septiembre, 2016

Vuelve Carlos Ruiz Zafón con portada ganadora

Ruiz Zafón. Gabriel Casas, La sombra del viento
Título: El laberinto de los espíritus
Autor: Calor Ruiz Zafón
Edita: Planeta
Publicación 17 de Noviembre 2016

El laberinto de los espíritus es el título de la última entrega de la saga de "El Cementerio de los Libros Olvidados" del escritor Carlos Ruiz Zafón. Se inició en 2001 con La Sombra del Viento y continuó en 2008 con El Juego del Ángel y en 2011 con El Prisionero del Cielo.

Esta última entrega llega con una portada ganadora. La foto que ilustra el libro es del fotógrafo barcelonés Gabriel Casas. Fotografía sobre la que ya habíamos realizado una referencia en La Esfera: 

Las portadas seleccionadas en cada uno de los libros que componen la saga han contribuido a crear la atmósfera y los escenarios en los que transcurre la historia: calles empedradas, días de lluvia, farolas, y árboles de hojas caducas que acogen a personajes difusos que nos sugieren que viven la pobreza de la postguerra. Un verdadero acierto.

07 septiembre, 2016

Presentación de " Crónicas del Acojeja"

Acojeja, libro, Tenerife, francisco Concepción
Este viernes 9 de Septiembre, a las 18.00h. se presentará en la Sala Mac de Santa Cruz de Tenerife el libro "Crónicas del Acojeja"

Acojeja es el Macondo del siglo XX. Un lugar donde para unas personas acaba o comienza el mundo. A nadie se le ha perdido nada fuera ni dentro de Acojeja. Pero todo cambia el día que Liza Minnelli cagó en el bar del pueblo. 

Los nueve autores que hacen posible la obra realizan una crónica del lugar desde diferentes ópticas: la del Padre Chano, un homosexual renegado de la iglesia, desde la puta del pueblo, los borrachos, desde el propietario del bar, desde el médico jubilado...

Las crónicas están escritas por: Miguel Ángel Brito, Amando Carabias, Francisco Concepción, Teresa Giraldez, Ángeles Jiménez, Ana Joyanes, Dácil Martín, Belén Valiente e Inmaculada Vinuesa.

06 septiembre, 2016

Estreno por tiempo limitado de "The Beatles: Eighy daysa week"

Cartel de The Beatles: Eighy days a week.
El grupo que ya conoces,
la historia que desconoces 
SOLO 8 DÍAS ¡IMPRORROGABLE!
La película se podrá ver en cines por tiempo limitado: sólo una semana, del 15 al 22 de septiembre.

The Beatles: Eighy days a week se centra en la carrera de The Beatles entre 1962 y 1966. Por primera vez se muestran muchas de las interioridades del grupo de Liverpool e incluye desde sus primeras actuaciones en The Cavern Club hasta su último concierto en Candlestick Park (San Francisco). Cuando acabó su gira el 29 de agosto de 1966, The Beatles habían hecho 166 conciertos en 15 países y 90 ciudades.

El proyecto está dirigido por el ganador del Oscar Ron Howard (“Apolo 13”, “Willow”, “Una mente maravillosa”, “El código Da Vinci”) y está producido por Nigel Sinclair (“Rush”, “Idus de Marzo”) de White Horse Pictures, Brian Grazer (“Una mente maravillosa”, “El intercambio”) de Imagine Entertainment y Apple Corps, la compañía que ha gestionado todos los derechos de The Beatles desde 1968.

The Beatles: Eighy days a week está rodada en estrecha colaboración de Paul McCartney, Ringo Starr, Yoko Ono Lennon y Olivia Harrison, cuenta con material audiovisual exclusivo. Apple Corps ha cedido imágenes de archivo inéditas hasta el momento y la fase de postproducción ha permitido trabajar la imagen y el audio de los conciertos para lograr que, finalmente, se puedan escuchar las interpretaciones de The Beatles y que éstas no queden totalmente ahogadas por los gritos de los fans.


05 septiembre, 2016

"Jota de Saura"

La nueva película musical del maestro Carlos Saura se estrenará el 7 de octubre.

cine, musical, documental, tradición
Cartel de Jota de Saura

Carlos Saura dirige este documental sobre la música, el cante y el baile de su tierra: Aragón. El director propone un nuevo recorrido desde los cantes y bailes más tradicionales y apegados a la tierra, hasta aquellos que anticipan el futuro de esta poderosa música, en un itinerario visual en el que los decorados y la luz servirán de guía al relato, con la intención de dejar para la posteridad un documento vital, histórico y único, que sirva al futuro como recuerdo y consulta para todos los amantes de la música.

Sinopsis
Tras ‘Sevillanas’, ‘Flamenco, flamenco’ y ‘Fados’, JOTA DE SAURA es la nueva incursión de Carlos Saura en el documental musical. Un recorrido visual y musical en el que le acompañarán grandes figuras internacionales y de nuestro país como el violinista Ara Malikian, el guitarrista clásico español Cañizares, la bailaora Sara Baras, el compositor Giovanni Solima o el gaitero Carlos Núñez; además de la música de Alberto Artigas y las coreografías de Miguel Ángel Berna a lo largo del filme. Explorando la fusión y la tradición de la poderosa danza de su tierra.

31 agosto, 2016

Definiciones imprecisas: Escalera

escalera, tijeras, escalera caracol,

Una escalera es una construcción capaz de comunicar diferentes niveles. Las hay de mano, tijera, cuerda, caracol, imperiales e imposibles. La clásica —el alfil de las escaleras— une distancias con sus tramos diagonales aportando comodidad y descanso con rellanos y pasamanos. Una escalera suficientemente empinada y larga, recorrida hacia arriba, aporta un sentido filosófico a la vida (¿Adónde vamos?, ¿De dónde venimos?, ¿Son suficientes nuestros motivos?). En sentido descendente, la escalera anticipa una salida, una liberación o —por debajo del nivel del suelo— un pequeño viaje inconsciente (el breve aleteo de un pestañeo) a los submundos. En ausencia de fuegos, las de incendios ofrecen liberación: el ensayo lúdico ante lo peor. Las escaleras comunican mundos exteriores e interiores. Peldaño a peldaño, nos acercan a nosotros mismos, fácilmente —y cómo no—, de manera escalonada.

Texto: Mikel Aboitiz

24 agosto, 2016

Escritores, bloggers y colaboradores que ignoran a sus lectores

Este Editorial lo único que pretende es llamar la atención de aquellos bloggers, escritores, columnistas y colaboradores que ignoran a sus lectores y que se agazapan tras su pantalla de ordenador a la espera de las alabanzas y comentarios que esperan produzcan sus escritos.


Atrás quedaron los tiempos en la que la relación escritores-lectores era unidireccional.
Comentar y participar en una entrada o en un post cuesta trabajo y en muchos casos hasta leerlos. Y es lo que pretendemos y esperamos cada vez que publicamos un artículo, un texto o una entrada, que nos lean y que nos comenten. Y son muchos aquellos escritores, bloggers y colaboradores que pasan por alto el responder, agradecer o debatir con aquellos lectores que se han tomado la molestia de dejar un comentario en alguna de sus entradas o escritos.

Beneficios de interactuar con tus lectores.

Los beneficios que te puede generar comentar e interactuar con tus lectores son una obviedad. No creo que sea preciso enumerarlos. En una entrada anterior ya hablé sobre ello en ¿De qué vive un blog? Pero se puede hacer extensible a ¿De qué vive un escritor, un blogger, un articulista o colaborador? Te lo resumo: vive de sus lectores. Sin ellos su actividad no tiene sentido. No soporto a esos escritores que esgrimen que escriben por necesidad. Sí, queda muy bonito de cara a la galería y siempre pongo el mismo ejemplo: ¿Imaginan ustedes a un cocinero creando platos, cocinando y tirándolos a la basura? Pues con la escritura pasa lo mismo. Se escribe para ser leído, no para tirar lo escrito o guardarlo en una gaveta.
  • Comentar y debatir con tus lectores edifica tu imagen, tu marca, te identifica como accesible y cercano. Atrás quedaron los tiempos en la que la relación escritores-lectores era unidireccional. Nos ayudará a obtener su complicidad y a crear una comunidad entorno a nuestra creación. Me parece una falta de respeto ignorar a una persona que ha empleado su tiempo en leer lo que escribimos y la molestia de reflexionar sobre lo leído y dejar su punto de vista.
  • Comentar y debatir con tus lectores fomenta que otros lectores se sumen al debate y se engrandezca. Que el mensaje o la idea principal crezca y se llene de nuevos matices. A no ser que estés en poder de la verdad absoluta.
  • Comentar y debatir con tus lectores permite "textear" tu escritura y que tus ideas obtengan la complicidad de tu comunidad y de tus lectores. También analizar si vamos por el camino correcto y trabajar en aspectos a mejorar... No creo que te puedas permitir el lujo de no aprovechar esta oportunidad. Los escritores de apenas 15 años atrás no tenían esta suerte.

Pero nadie ha dicho que esto sea sencillo. Perder un lector es muy fácil, basta que no le respondas en dos ocasiones a sus comentarios. Ganarlo es lo complicado. En La Esfera Cultural publicamos colaboraciones, y muchos piensan que con su primera colaboración/publicación tendrán bajo sus letras de forma inmediata a cientos de lectores y algunos olvidan agradecer o responder a los comentarios de los lectores. O lo hacen soloa la primera. Y la pregunta es ¿se acordarán de ti o se molestaran en comentar o leerte cuando vuelvas a publicar algo? Creo que ya sabes la respuesta.

Ganar lectores y cómplices de nuestras entradas o artículos no es labor de un día. Ni de semanas. Ni de meses. En muchas ocasiones de años. Así que te propongo que perseveres en contestar, debatir y acercarte a tus lectores. Y que pienses que si te cuesta trabajo a ellos también. Y sin lectores escribir no tiene sentido.

P.D. Ahora lo tienes muy sencillo. En muchas ocasiones basta con marcar un “me gusta” o un +1 en Google. No hay excusas.

Hasta el próximo Editorial del domingo
Artículo: Francisco Concepción

Editoriales que te pueden interesar