26 agosto, 2012

Inma Vinuesa, "la clave del escritor es escribir desde dentro"

ENTREVISTA
La Esfera tiene rostro, seguimos publicando la serie de entrevistas que permitirán conocer mejor a sus integrantes. Turno para Inmaculada Vinuesa, la escritora del interior.

La escritora Inma Vinuesa,
con gesto reflexivo
Antonio Guerrero: Al principio fue Cádiz y, tiempo después, Canarias. Tu vida ha sido un traslado desde el origen, pasando por Sevilla, hasta tu destino -si se pude decir ya así-. En ese trasiego, indudablemente apareció la literatura: esa fuerza creadora que te ha dado alas para soportar la pesadez del camino. ¿Lo has vivido de esa manera?

Inma Vinuesa: Primero me gustaría darte las gracias por esta entrevista, quizás suene protocolario este agradecimiento pero, te lo digo de todo corazón, es un placer compartir un rato de mi camino contigo y con nuestros amigos de La Esfera. Y ese camino no ha sido pesado, para nada, yo diría que muy satisfactorio, evidentemente con altibajos, como la vida misma, pero muy gratificante, tanto que en ese camino ha surgido todo lo que quiero y necesito: mi familia, mis amigos, mi literatura (como bien dices), mi pintura, mi profesión, etc, etc.

A.G.: ¿Nos contarías el viaje como un relato literario?

I.V.: Daría para mucho más de un folio y no me gustaría aburrir a nuestros lectores, aunque sí que te podría decir que
han existido muchos momentos en mi vida que han sido como cuentos, momentos llenos de intensidad, pasión, algún que otro episodio amargo, realmente ingredientes interesantes para un relato literario, incluso para un libro. Pero eso no es nada particular, creo que todos tenemos historias dignas de relatar. El paradigma de que la realidad supera a la ficción lo tengo muy claro, sin las historias cotidianas la literatura no existiría.

A.G.: En tu aventura surgió un blog: "Letras y voces" y otro más tarde "La Esfera Cultural".  Debo suponer que tu interior se plasma entre las líneas que publicas, ¿verdad?

I.V.: Tengo que aclararte Antonio que fue en La Esfera donde empecé. La esfera es el blog que le abrió las puertas a mis escritos, donde vieron la luz y donde me empecé a dar a conocer. Nunca le estaré lo bastante agradecida a Francisco Concepción por haberme dado esa oportunidad, por haber creído que podía aportar algo a este mundo y haber confiado en mí. Luego conocí a los demás componentes, a los que estamos conociendo gracias a tus entrevistas y seguro, que como yo, te has dado cuenta que son personas únicas. Que convivir y compartir con ellos este mundo es divertido, gratificante, interesante, libre...
Posteriormente vino Letras y voces un blog que tiene una finalidad concreta: la de invitar a nuestros alumnos de los talleres literarios a que cuelguen y compartan sus creaciones con los lectores y que perciban su propia progresión, mostrar la importancia de la palabra oral y escrita y utilizar un medio actual, como es internet, para seguir ilusionando a los más jóvenes a leer, contar y escribir.
Y con respecto a que mi interior se plasma entre mis líneas, supones bien. Un día cuando empezaba a escribir comenté que me sería muy difícil hacerlo si lo que intentaba plasmar no lo había vivido o no lo podía imaginar de alguna manera palpable. Eso supongo que es transmitir un poco tu interior en cada relato, creo que es una de las claves de la honestidad del escritor y de la sinceridad con sus lectores, escribir desde dentro.

A.G.: Además, has impartido talleres literarios. Eso me interesa bastante. ¿Cómo surgió la oportunidad y la disponibilidad para hacerlo?

En el programa de radio La Esfera
I.V.: Soy una persona bastante inquieta, cuando me metí más seriamente en el mundo de la literatura comprendí que había que tener unos conocimientos mínimos para poder escribir medianamente bien, eso implica estudiar, como todo en la vida y, empecé a prepararme, hacer cursos: de novela, relato breve, creación literaria. Ello me llevó a pensar que hoy en día muchos de los recursos literarios y de la expresión escrita y oral se han perdido por culpa de la informatización. Embarqué a Ana Joyanes, a Susana Santamarina y a Miguel Angel Brito en un proyecto para impartir talleres en los colegios a grupos de jóvenes de la ESO y de Bachillerato. Este va a ser el tercer año, tenemos algunos colegios que cuentan con nosotros de una manera continuada, todo un lujo. No sabes cómo se aprende con los chicos, mucho más, a veces, que ellos de nosotros.

A.G.: ¿Crees que la literatura se puede enseñar o es más bien un viaje interior?

I.V.: La literatura en todo su conjunto de cualidades y destrezas no, no se puede enseñar. Se puede aprender a escribir mejor, aprender los artificios de la técnica, pero la riqueza interior, como bien dices, la imaginación, la fuerza, la personalidad de un estilo, eso no se aprende. Esto es como todo, hay quien sabe un oficio, lo aprende y lo hace con dignidad y hay quien es maestro, eso es privilegio de minorías.

A.G.: Ahora te preguntaré algo parecido. ¿La literatura se puede aprender?

I.V.: La literatura debemos aprenderla, me explico. Hay que conocer cuanto más mejor de todos nuestros predecesores, todo está inventado. Tenemos el deber de leer, estudiar, saber cómo fue la trayectoria de aquellos que realmente hicieron historia en el mundo de la literatura y por qué lo hicieron. Como bien dice uno de mis profesores, tenemos una deuda pendiente con el pasado. Sería una falacia creernos que somos buenos escritores si no conocemos nada de lo que se ha escrito, la pena que nos falta tiempo para leer todo lo bueno que existe, todas esas obras maestras que han hecho grande a la literatura.

Inma Vinuesa (segunda por la derecha),
con alguno de los autores de
Oscurece en Edimburgo (Marcos Alonso, Dácil Martín,
Ana Joyanes y Francisco Concepción)
A.G.: El libro: Oscurece en Edimburgo ha sido algo importante en tu trayectoria. ¿Qué ha significado para ti?

I.V.: Ha habido un antes y un después en mi vida con la creación de Oscurece. Gracias a este libro pude sentir la verdadera esencia de un escritor y, eso, te aseguro que hay que vivirlo. Con Ana Joyanes, Amando Carabias, Francisco Concepción, Marcos Alonso, Dácil Martín y Anabel Consejo sentí que escribir podía llegar a ser una experiencia única, noté la responsabilidad del escritor, la implicación con las letras, la honestidad contigo mismo y con tus compañeros, comprobé que el trabajo en equipo bien hecho no es una utopía. Me hizo crecer interiormente y me ayudó a decidirme y a apostar por mí.

A.G.: ¿Sería posible una aventura similar en el futuro?

I.V.: Con este grupo de personas nada es imposible. Lo que no creo que se vuelva a repetir una proeza igual, siete escritores remando en un mismo rumbo y sin brújula, es bastante complicado. Pero estoy segura que quedan muchas aventuras por vivir dentro de este barco que es La Esfera, tenemos unas cabezas pensantes que no paran de crear y de inventar, base fundamental para las grandes aventuras.

A.G.: Finalmente la pregunta común: La definición de la mirada zurda. Y como extra... ¿podrías hacerme una definición de la literatura zurda?


I.V.: Mirada zurda, la de todo aquel que es capaz de crear algo diferente, único y original. Literatura zurda aquella que se diferencia de las demás por ser original y única.
Publicar un comentario en la entrada