17 mayo, 2013

Historias de la Historia

Recuerdo cuando era pequeño que no me gustaba la Historia, siempre aprobé con la mínima nota. Dejó de gustarme el día que dejé de entenderla y eso sucedió casi al principio. Creo que todo empezó el día que tuve el primer profesor de historia que me hizo que me aprendiera aquello porque sí, porque tenía que aprendérmelo y ya está, que aquí estás para aprender y si no te lo sabes te pongo un cero. Lo digo porque luego vinieron otros cuando me hice un poco mayor, y me dieron historia de filosofía por ejemplo, y me lo contaban con aquella pasión. De aquellas clases algo sí que se me quedó y yo me preguntaba ¿por qué no me contaron toda la historia así?, pero ya era demasiado tarde. Pasa que casi siempre nos explicaron la historia no para que entendiéramos qué pasó, sino para que supiéramos qué pasó, como si el pasado hubiera que aprendérselo y no entenderlo para saber de dónde venimos y por qué estamos como estamos. Bueno, qué quieren que les cuente si ese es el tan manido tema del fracaso de nuestro sistema educativo, tan castrante y carente de creatividad desde el principio de los tiempos, basado en el conocimiento y no en el pensamiento, que hay quien piensa que son
la misma cosa o que no pueden convivir. Bueno, que me voy por peteneras y yo no vengo a hablar de mi histórica frustración con la historia sino del blog de los viernes.

Buceando esta semana me he encontrado con este
Javier Sanz con su libro:
"Nunca me aprendí la lista
de los Reyes Godos"
"Historias de la Historia" o HdH. Un blog con buen ritmo de entradas y que ya lleva unos cuantos años en la red: nada más y nada menos que desde el 2006. Esto no es nada fácil tratándose de un blog de Historias (casi todos los que he encontrado tienen poco movimiento). El secreto está en que por lo que se ve Javier Sanz (@jsanz) es un apasionado contador de historias. A través de su blog, nos cuenta la historia a través de las historias, y creo que ese es el secreto, lo que hace que entendamos qué pasó mientras transitamos leyendo entretenidos. No se conforma sólo con su blog, sino que además ya lleva dos publicaciones sobre el tema. Entradas amenas, propuestas de concursos literarios de relatos sobre historia, entrevistas,... un buen puñado de sitios en los que bucear. Se los recomiendo. Por ejemplo, ¿sabían que Estados Unidos nos pidió ayuda para la guerra de Vietnam? Y eso del cráneo de Benedicto XIII, el Papa Luna, que anduvo de acá para allá. Yo no las conocía. Ayer aprendí esas Historias de la Historia. Algo que me llevo. Espero que disfruten como yo.


Visitar "Historias de la Historia"
Visitar más blogs aquí
Crítica: Miguel A. Brito